la dieta en la medicina china

La dieta: Uno de los pilares básicos de la Medicina Tradicional China

La importancia que la Medicina China confiere a la dieta como uno de sus pilares básicos, al mismo nivel que el Tuina, la Acupuntura, la Fitoterapia o el Chi Kung.

Aunque milenarios, los ancestrales principios de la dietética china persisten plenamente enraizados aún hoy en la cultura china. Por el contrario, Occidente ha olvidado una tradición semejante reflejada en textos hipocráticos de los siglos v-iv a.C. que han perdido toda vigencia práctica y solo valoran los historiadores de la medicina.

Nos referimos en este caso a los tratados de dietética 17 y 18 y a los escritos de carácter patológico general, en especial Sobre los Aires, las Aguas, los Lugares.

La muy antigua dietética oriental asienta sus pilares básicos en el principio del equilibrio entre el Yin y el Yan de los alimentos con el del organismo. Se trata de una disciplina médica fundamentalmente preventiva

Sūn Sīmiăo 孙思邈, uno de los grandes médicos de la dinastía Tang, ya apuntaba al empleo de la farmacopea solo cuando la dietética resulta insuficiente (Flaws, 2008 2 ), aunque la dieta china también resulta un recurso valioso en el tratamiento de las enfermedades una vez establecidas.

La principal ventaja de este antiguo sistema nutricional consiste en su gran flexibilidad y adaptabilidad, de modo que la dieta se diseña en cada caso en función de las necesidades fisiológicas y de la naturaleza de cada persona, adecuándola tanto a su estado energético como a las condiciones del entorno en que vive. 

Al escoger aquellos alimentos que promueven el flujo natural de la energía propio de cada estación y cada lugar, se compensan los efectos de los agentes climáticos. De este modo, cada dieta se adapta dinámicamente a las necesidades de cada individuo, según su edad, estado energético, época del año e incluso hora del día.

Ayuda a mantener el equilibrio Yin-Yang del organismo aportando aquellos alimentos cuyas cualidades energéticas sean las apropiadas. Para ello es necesario conocer las propiedades de cada alimento, así como las de sus combinaciones, tomando también en cuenta la estación del año, el método de cocción empleado y la ubicación geográfica.

De acuerdo a sus características cualitativas, la dietoterapia china clasifica los alimentos en diferentes categorías que quedan vinculadas entre sí a la hora de recomendar la dieta adecuada. 

La principal clasificación se establece de acuerdo a la naturaleza más Yin o Yang del alimento, pero a esta categorización se asocian otras basadas en las 4 energías, los 5 elementos o los 5 sabores y el movimiento del Qi que el alimento suscita en el organismo.

sabores alimenticios

Los 5 sabores más las 4 energías (fría, fresca, tibia y caliente) son la base de las combinaciones culinarias y también de la farmacoterapia china. 

Los sabores constituyen las calidades de las esencias que componen un ser o un alimento.

La teoría de los 5 elementos queda reflejada a nivel de los alimentos en los 5 sabores (ácido, amargo, dulce, picante, y salado) porque cada uno posee propiedades capaces de influir específicamente en su correspondiente órgano-íscera (Zang-
Fu) y meridianos subsidiarios. 

Así:

  • El ácido corresponde a la madera y favorece a Hígado y Vesícula Biliar.
  • El amargo al Fuego (Corazón e Intestino Delgado).
  • El dulce a la tierra (Bazo-Páncreas y Estómago).
  • El picante al metal (Pulmón e Intestino Grueso).
  • El salado al agua (Riñón y Vejiga) (Su Wen 23-150-2 14 ).

Respecto a esta clasificación, se debe tener en cuenta que el término “sabor” hace referencia a la naturaleza del alimento y no necesariamente a su palatabilidad. 

En la práctica, un régimen saludable proveerá un balance equilibrado entre los 5 sabores, mientras que el consumo excesivo de un determinado sabor resultará perjudicial para su Zang-Fu específico, así como para sus tejidos y meridianos asociados y para el fluir energético en el cuerpo

¿Dónde estamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *